Posts Tagged ‘vivir’

Unsung Hero.

06/05/2014

Historias buenas ocurren todos los días. Solo hace falta vivir desde otra perspectiva, una más humana, una más observadora.

Gracias por pasármelo, Ardi.

Quiero despertarme cada día con una ilusión.

11/06/2013

World of Red bull.

Disponible en 1080p.

La lista de qué hacer en la vida.

05/06/2013

Aquí algunas de ellas.

Disponible en 720p.

Gracias por pasármelo, Ardi.

Dentro de ti.

11/05/2013

De Rayden.

Gracias por pasármela, Celia.

Cosas de paraguas.

29/01/2013

Los paraguas tienen la impermeable habilidad de evitar que nos empapemos, de que un peinado de señora recién horneado en la peluquería en un día gris llegue a casa a salvo y de que, por ejemplo, rescatemos a una bella doncella de las garras de la tormenta que, ignorando el clima,  llevaba ropa de verano.

Es un complemento ideal para zonas lluviosas, socorriéndonos en momentos clave, evitándonos pasar un mal trago de agua de nube. Aún así yo me pregunto si merece la pena llevarlo encima. Me pongo a recordar las maratones desorganizadas de personas corriendo en sentidos opuestos, buscando la meta, cualquier lugar de cobijo tras escuchar un sórdido trueno premonitorio; o los tremendos partigazos que tantas risas nos han memorado. Pienso en los mil momentos en los que me he olvidado de cogerlo, ¡y oye, han sido sorprendente muy buenos!.

Las gotas traen vida, ¿no es así?. Llegar al punto de que tu ropa ya está tan pegada a tí que simplemente disfrutas. Caminas por la calle, agarrándole la mano al melódico ipod construído por el chapoteo incesante del play meteorológico. Probando el mimetizar con el ambiente, notando el silbido de la gravedad cayendo por nuestro rostro. Gritando hasta desintonizar nuestra voz, saltando astutamente entre lago y lago.

Es curioso que cuando empieza a serenar las normas cambian, la gente enloquece. Es como si de repente un hombre a lo alto de una montaña gritase la alerta de un simulacro que no es, y la gente toda histérica, intenta sobrevivir. Y es que no se dan cuenta de que eso de sobrevivir ya existe desde hace mucho tiempo, lo hacemos día a día. Cada uno a su manera claro está, pero algunos afortunádamente no necesitamos de un buen remojo para darnos cuenta de que estamos vivos. Y eso es primordial.

Un paraguas un día, cansado de salir fuera de su hogar siempre en las peores circunstancias decidió quedarse en casa. Y fue así como sin darse cuenta me enseñó lo fácil que es disfrutar de la simpleza de las cosas, valorándolas, viviéndolas, sintiéndolas. Y eso me da mucho por lo que sonreír.

2

Ayoze P.G.