¡Plop!

Una playa, instante de reflexión. Recordar aquellos sentimientos sencillos donde la práctica era el disfrute y donde una sola burbuja era necesaria para sentirse arropado, ilusionado, protegido, vivo, único y fascinantemente maravillado. Un momento que esperas que no llegue jamás a su fin, pero así ha sucedido.

Sin magia, la pompa hizo ¡plop! y se desvaneció. Y lo que nunca se dio cuenta, ya haya sido por el disfrute de un helado que únicamente generaba lameduras de placer o el ruido de las olas que ensordecían mis labios gritándole a la arena inerte, lo especial no era la esfera. Lo diferente era que ésta me convertía en un reflejo de ella misma, en lo especial de una sonrisa esperanzadora.

Pero es tarde y ya se pone el sol. Hay que volver a la realidad, a casa, al hogar, a encender una vela para generar un suspiro. Y yo ya he abierto los ojos, empapándolos en sudor ya que estaban ciegamente desnutridos de felicidad.

¡Plop!

Ayoze P.G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: