Mi suerte.

Recuerdos…

…recuerdo tantas cosas en tan poco tiempo. Recuerdo tu primer beso que eliminaba el negro de cualquier noche. Podría escribir y escribir y nunca parar, imaginando tu mundo, fantaseando, soñando tú de ti.

No te voy a hablar ni de la hora ni del lugar. Ni de los años cumplidos o el porqué del azar. Sólo de belleza, ilusión y de sonrisas dibujadas. Un paso más allá, un peldaño menos que saltar.

Todavía sigo pensando que cuando nacemos nos regalan una bola mágica. Grande o pequeña, bonita o fea, eso da igual. Nunca se rompe. Es tuya y eso es lo que la hace tan única y especial.

Es una bola de pensamientos oxidados en el pasado, de historietas escritas entre clase y clase y de sueños que rebotan a diario en nuestra cabeza.

¡Se le podría llamar amuleto!¡O mejor, ponle el nombre que quieras, da igual la etiqueta!

Si estás tumbada en la cama y la agarras fuerte podrás descubrir cómo gira el mundo hacia todos los tesoros que dibujaste en un viejo mapa de piratas cuando eras una enana. Una bola tan original que con un pestañear se aparecían mil recuerdos que ni recordabas que aún pudieran estar ahí.

Te mostraba en su fondo cristalino tus primeras caídas hacia grandes charcos de agua fría. Congelada de errores y de malas jugadas. Tiritando salías y con una sonrisa de gigantes, le sacabas brillo a tu bolita, levantándote y, gritando a los cuatro vientos un “pa’ lante”, seguiste caminando esa Larga Marcha de la vida.


¿Que llegaba la tormenta perfecta? Las botas de agua estaban preparadas al lado de un piano de mesa que nunca paraba de sonar, recibiendo a cualquier náufrago de mares lejanos.

Llovería, tronaría y mil hojas caerían pero… después llegaría la calma de un volver a empezar.

Crecías y crecías pero esa infancia nunca se fue, nunca se irá. Ese peluche que siempre llevabas a rastras seguirá escuchando tu suave voz, soñando con música,… melodía que te acompañará mañana tras mañana.

Le dejaste a todo el mundo claro que nada se interpondría entre tú y tus ganas de volar, escalar bien alto para luego seguir mirando hacia arriba, dibujándote alas que pronto se convertirían en realidad.

Metas que alcanzaste… felicidades espontáneas que se quedaron grabadas para siempre, pidiendo más y más, como una calada que nunca podrás olvidar..

¿Sabías qué es verdad que las estrellas se posan en las personas? Yo mismo lo vi cuando por la ventana apareciste una noche sin avisar, tan de imprevisto. Aún ignoraba lo que nos esperaba después de nuestro primer y desinteresado “hola”.

Aplaudiendo a mi eco, sacudiéndome cada arruga cansada corrí hacia ti, rejuveneciéndome con cada paso.

Di el salto más grande que nadie ha logrado conseguir. ¡Quizás fuimos demasiado rápido, o quizás no!, aún así pasó y mírame… todavía cayendo, divisando un cachito más de ti, guardando pedacitos de tu corazón, desprendiéndose restos de miedos a lo desconocido.

Tranquilidad de un amor por empezar…

Fumados sonreíamos a la puesta de sol, a madrugones de la luna,  picándonos por quién estaba más bueno, por gilipolleses de la vida, por una sincera carcajada o incluso porque sí, porque nos daba la gana y punto.

Ingenuamente y como bebés con ganas de jugar, nos abrazamos experimentando un cosquilleo que tardaba días en irse.

Unos sentimientos que nunca aprendí del tiempo, sólo de ti. Suspiro recuerdos, suspiro por lo que viene.

Sé que debajo de mi edredón te tengo a medio dibujar, en un fino papel trazado con un lápiz a medio afilar, buscando tu mejor silueta, asombrado de que todas tus sombras vienen de algo tan dulce incluso para el más goloso.

Navegando un día con un barquito de piedra descubrí la forma de no marearnos. Éramos unos caballitos de mar donde la distancia y el tiempo nunca era un problema. ¡Qué extraño! (L)

Vamos que no me quiero desviarme del tema… ¡Te quiero!

Te quiero aquí, te quiero en Canarias, te quiero en England, te quiero hasta el fin del mundo si hace falta.

Ojalá pudiera, con un inmenso graffiti, bordear el atlántico y crear un castillo para ti, susurrándole a las nubes que ya estoy llegando.

Pero ahora nos quedan otras aventuras. Dificultades que lo hacen más emocionante, más apasionante. Una lucha constante por atrapar nuestros sueños, nuestras personas más queridas, nuestras pequeñas historias que con 80 años contaremos con tanto entusiasmo. Asomarse al miedo y mirarlo por encima de los hombros. Superarnos…

¡ARDILLA!

¿18 años? ¿81 años? ¡Qué más da! Seguimos siendo unos niños descojonándonos de nosotros mismos. Eso sí, superándonos día a día, por seguir siendo uno mismo, aprendiendo.

18 fotos, 18 añitos. ¿Tú sabes todas las experiencias increíbles que has vivido en cada uno de ellos? ¡Flipas!

Podrías estar una vida entera recordándolos pero… ¿Sabes? Te queda una  para comenzar otros. Nuevos. Páginas en blanco donde tú y sólo tú tienes la pluma de punta tintada.

Siempre me preguntaba qué forma tendría mi bola mágica y un día tú me la regalaste. Fue mi media naranja la que me dijo que la guardara y cuidara, que me daría suerte. Y así fue =)

La vida es mágica cuando uno cree en los pequeños detalles, y éste es uno que jamás olvidaré.

Princesa, ¡Te amo!

2.28 am… Es igual, yo un día me olvidé el reloj y no me giré para recogerlo.

Por un nuevo día mi niña…

… llénalo con lo mejor de tí.

Te extraño.

Yours… Ayoze Paz García.

Aplaudiendo a mi eco, sacudiéndome cada arruga cansada corrí hacia ti, rejuveneciéndome con cada paso. 

About these ads

12 comentarios to “Mi suerte.”

  1. Jenifer Says:

    IN CREIBLE!

  2. Javi Says:

    Que profundo ayo…siempre me guata leer este blog

  3. ire Says:

    ayozin!!!!!!!!!!!!! pero si ahora eres escritor!!!!!!! cómo puedes escribir tan bien??????? :) tu primaa

  4. Alicia Says:

    ayoze me encanta lo q has escrito aqui, y en cierto modo me has ayudado con solo leer esto 1 sola vez. en me encanta, sigue escribiendo asi que eres muu bueno. posdata: por cierto.. estas enamorado,verdad?

  5. Andrea L Says:

    Me has emocionado… D veras!

  6. paqui ortiz trujillo Says:

    son reflexiones ke te acen pensan en cosas, ke a veces no le exas cuenta, siguee asi escribiendo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.443 seguidores

%d personas les gusta esto: